Lo que ignoras del mundo digital

Desde finales de los años 90, Internet ha empezado a tener más relevancia en nuestras vidas. Tanto que se nos hace difícil pensar que hace décadas usábamos eso que se llamaba ‘enciclopedia’ para buscar cualquier información necesaria. Pero aunque ‘San Google’ sea uno de los buscadores más usados en este momento y aunque a día de hoy seamos incapaces de pasar nuestras vacaciones sin conexión a Internet, hay muchas cosas que aún desconoces e ignoras del mundo digital…

Social network members seen from above

¿Sabrías decirme cuántas personas habitan el planeta sin buscarlo en Google? Pues en la Tierra hay cerca de 7 mil millones de personas. De esas, hay investigaciones que revelan que unos 5.000 millones han tenido en algún momento de su vida teléfono móvil (y lo siguen teniendo), pero solo 4.000 millones tienen algo tan básico como el cepillo de dientes. Curioso, ¿no?

¿Qué fue antes? ¿El e-mail o el spam? Obviamente, lo primero que nos llegó fue el correo electrónico, que vendría a sustituir a las tradicionales cartas postales. El primer e-mail que se envió fue en 1971 (fijaros, cuando casi nadie disponía de Internet en casa) y el tan odiado spam lo enviaría ocho años más tarde DEC System 2000 para vender un ordenador. El mensaje lo recibieron unas 600 personas y, al igual que ocurre hoy en día, no fue bien recibido.

Siguiendo con las cosas que desconoces del mundo digital… 1,2,3,4,5,6 es la contraseña más común. ¿A estas alturas y aún no sabes crear una contraseña segura? Evita esos numeritos a ser posible y búscate algo más rebuscado.

¿Has perdido alguna vez la cartera? ¿Y el teléfono móvil? ¿Has comprobado cuánto tiempo tardas de media en darte cuenta de la pérdida? (para que digan que la tecnología no nos tiene enganchados). Una persona tarda una media de 60 minutos en darse cuenta de que ha desaparecido su teléfono móvil, mientras que pueden pasar 25 horas perfectamente para percibir que no sabe dónde ha dejado el monedero.

Según CTIA.org, tardamos una media de 90 minutos en contestar un mensaje de texto. Ahora yo me pregunto: ¿Y uno de los actuales Whatsapp? Seguro que muchísimo menos.